Club Baloncesto Islas Canarias
s_p_a_m__t_r_a_p@servigran.com

Noticias

SPAR Gran Canaria se despide de un 2018 agridulce

Sábado, 29 de Diciembre de 2018

SPAR Gran Canaria se despide de un 2018 agridulce (Formación Portada)

Toca repasar el anuario del 2018 vivido por el CB Islas Canarias, en el que la entidad presidida por Domingo Díaz ha tenido que hacer frente a lesiones, salidas de jugadoras, a un cambio de entrenador inesperado, a una drástica reducción presupuestaria que les ha dejado en inferioridad económica ante sus principales adversarios en una LF2 cada vez más fuerte y competitiva

Echando la vista atrás al 2018 que toca a su fin, el sentimiento no puede ser más que agridulce en un equipo que se quedaba a las puertas del ascenso a Liga Día y que no termina de encontrar las sensaciones del curso pasado en la primera vuelta de la temporada 2018-19, en el que la drástica reducción económica ha  incidido en la confección de la plantilla, que debe competir con presupuestos astronómicamente más grandes que el suyo, lo que se está reflejando sobre las canchas de juego.

El año se abría por todo lo alto con un derbi canario ante Ciudad de los Adelantados que suponía la 13ª victoria consecutiva de las amarillas, completando una primera vuelta perfecta de las pupilas de Maikel López.

El Islas Canarias mantenía el ritmo de victorias imparable pero el positivismo de las canarias sufría el primer golpe de la temporada con la pérdida de su capitana, Estela Royo, que se perdería 7 encuentros de liga por una intervención quirúrgica programada. A pesar de ello, las Guerreras Amarillas conseguían derrotar a Real Canoe en la 18ª victoria consecutiva de la temporada, un triunfo clave en su camino hasta la fase final de ascenso.

Sin embargo la primera derrota de la temporada y del 2018 no se haría esperar, ante un Valencia Basket que venía empujando fuerte y que aprovechaba a la perfección la ausencia de la maña en el roster de las amarillas para imponerse por un claro 82-74 en la Fonteta.

Las canarias parecían repuestas del mazazo ante las taronjas, volviendo a la senda perdida de la victoria imponiéndose consecutivamente a Leganés y Campus Promete; pero el segundo tropiezo inesperado no tardaba en llegar en la 24ª jornada, en un duro partido ante Corral y Vargas Clínica Dental que finalmente se decantaría por 60-62.

SPAR Gran Canaria se recuperaba del mazazo que suponía la pérdida del liderato en la clasificación a manos de Valencia Basket, imponiéndose al Vega Lagunera Adareva y Distrito Olímpico; pero un tercer tropiezo esperaba en el camino hacia el playoff, el rival Picken Claret, en un encuentro en el que las valencianas borraban de la pista a las amarillas en un partido sin historia y en el que regresaba Estela Royo a la competición (62-36), para reencontrarse en la pista con su hermana Bea.

Las desgracias seguían acumulándose en un final de temporada en el que la propuesta a la FEB de hacer del CID la sede de la fase de ascenso a la Liga Día no llegaba a buen puerto a pesar de los esfuerzos del Cabildo y de la entidad amarilla, siendo la Fonteta de Valencia la sede elegida para organizar el evento.

Por si fuera poco, una lesión en el hombro de Iris Mbulito dejaba a las grancanarias en cuadro para afrontar el playoff por el título, al que llegaban tras recuperar sensaciones con una trabajada victoria ante Clarinos por 72-50 en La Paterna, lo que confirmaba su clasificación como 2º con un balance final de 23-3; quedando encuadrado con el propio Ciudad de los Adelantados, Celta Zorka y GDKO Ibaizabal en el grupo de la liguilla de la fase de ascenso.

Las pupilas de Maikel López se reencontraban con las moradas en el primer choque de la Fase de Ascenso de Valencia, en un partido duro e igualado en el que las amarillas imponían su calidad ante las tinerfeñas en su tercer cruce de la temporada (70-63), en un primer paso vital de cara a sus opciones al ascenso.

Sin embargo la fatalidad volvía a cruzarse en el camino de las canarias que no solo perdían el segundo encuentro de la fase de grupos ante un Celta muy agresivo que lesionaba a la estrella del CB Islas Canarias, Erica Covile, en una durísima y fea entrada de Iciar Germán, que dejaba a las isleñas sin su jugadora franquicia en la recta final del encuentro que se decantaría del lado celeste (66-58).


De esta manera las grancanarias llegaban al tercer y último partido de la fase de grupos con la necesidad de ganar ante GDKO Ibaizabal con dos bajas importantísimas como eran las de Covile y la de Iris, sacando a relucir la casta y el orgullo de unas Guerreras Amarillas que contra todo pronóstico se plantaban en la gran final tras imponerse por 75-63 en un partido marcado por el acierto anotador de Starr Breedlove, Estela Royo y Diodio Diouf.

De esta manera el CB Islas Canarias llegaba al último escalón de regreso a la máxima categoría, pero ante un rival con una profundidad de banquillo mucho mayor que la de las canarias, como era el Durán Maquinaria Ensino de Lugo, en un choque desigual marcado por la ausencia de Iris y la rotura de ligamentos sufrida por Covile en los primeros compases del encuentro tras querer participar junto a sus compañeras a pesar del duro golpe sufrido ante el Celta. Por si fuera poco, Estela Royo afrontaba el encuentro con problemas en una de sus manos, sufriendo lo indecible en un partido sin opciones de victoria para las pupilas de Maikel López, a pesar de la prodigiosa actuación de Starr Breedlove que anotaba 31 puntos ante las lucenses que no bastaban para impedir la derrota final por 65-84.

El equipo decía adiós a una temporada excepcional en la que faltó ese último paso para poder regresar a donde les correspondía, iniciando una post temporada marcada por la drástica reducción presupuestaria debida fundamentalmente a la no consecución del ascenso a la Liga Día, lo que hizo que los canarios no pudiesen retener a Starr Breedlove, que firmaba con el verdugo de las canarias un contrato inalcanzable para las arcas amarillas.

Maikel López se mantenía al frente del CB Islas Canarias, que renovaba su acuerdo de patrocinio con SPAR Gran Canaria, pero por el camino perdía a Estela Royo, Iris Mbulito, Nuria Sáez y Erica Covile, que se tenía que someter a una operación de ligamento cruzado, al igual que Natalia Merkulova, que también se veía obligada a pasar por el quirófano para poder solventar sus problemas de rodilla.

Los problemas presupuestarios retrasaban la llegada de nuevos refuerzos, pero poco a poco la entidad amarilla iba incorporando nuevos efectivos, comenzando por la renovación de Diodio y Sokhna, si bien su presencia en la prevista del Mundial de Tenerife retrasaría su llegada a la Isla.

El 22 de agosto se confirma el primer fichaje de la temporada 2018-19, con el anuncio de la firma de Cassie Breen, llamada a paliar la pérdida de los puntos de Starr y una semana más tarde se anunciaría la llegada de Sparkle Taylor, con quien se completaría el cupo de extracomunitarias de las grancanarias.


El tercer fichaje de la temporada llegaba de la Europa del Este, la internacional húngara Zsófia Licskai, llamada a tomar el relevo de Erica Covile como la jugadora franquicia de las amarillas, sin embargo, tras varias semanas en la Isla, su contrato se rescindía de mutuo acuerdo por la falta de adaptación de la jugadora magiar, que regresaba a su país de origen para proseguir su carrera.

Con el equipo todavía en cuadro arrancaba el 4 de septiembre la pretemporada, marcada por las dificultades para encontrar partidos amistosos con los que poder preparar adecuadamente el debut liguero y la falta de refuerzos para equilibrar una plantilla en la que la falta de músculo financiero dificultaba la llegada de nuevas caras, teniendo que esperar al 2 de octubre para poder anunciar el fichaje de la internacional senegalesa, Fatou Ndiaye.

A pesar de todo, las Guerreras Amarillas debutaban con una gran victoria ante el Club Olímpico 64 (99-73), lideradas por Sparkle Taylor, erigida en MVP de la primera jornada con un 47 de valoración.

Sin embargo el equipo grancanario no tardaría en evidenciar sobre el parqué todos los problemas extradeportivos con los que había arrancado la temporada, cayendo derrotados ante un Granada mucho más físico en defensa y contundente en ataque en la 2ª jornada (86-70), disparando las primeras alarmas en el seno del club.

El equipo no terminaba de despertar buenas sensaciones a pesar de sus victorias ante el CB Alhaurín de la Torre y UCAM Probelte Jairis; mostrando una gran efectividad en ataque pero unas lagunas defensivas que seguían sin contentar a la dirección deportiva de la entidad amarilla, que reforzaba al equipo con el regreso al equipo de Sara Castro tras su paso por la Universidad de Colorado.

Los peores presagios no tardaban en hacerse realidad con la visita del líder, el recién descendido Campus Promete que borraba de la pista a las canarias en su propia casa, en un partido que sacaba a relucir todos los puntos débiles del equipo dirigido por Maikel López, que no terminaba de encontrar solución al desequilibrio entre defensa y ataque, volviendo a tropezar en la misma piedra en su visita al Pacisa Alcobendas, que pasaba por encima de las canarias en una segunda mitad para el olvido en la que remontaron un diferencial de +10 para terminar imponiéndose por 78-70.

El CB Islas Canarias preocupado por la trayectoria del equipo acudía al mercado para recuperar a otra de sus ex jugadoras, Oumoul Thiam, que venía a aportar su experiencia y mejorar la defensa de las canarias.

El equipo parecía recuperar el buen tono defensivo en el derbi canario ante el Magec Tías que se decantaba del bando grancanario por un contundente 80-50.

Sin embargo un nuevo giro de los acontecimientos dejaba al SPAR Gran Canaria sin su entrenador, Maikel López, que abandonaba la disciplina amarilla de mutuo acuerdo para aceptar una importante oferta del Satu Mare rumano, cogiendo por sorpresa a la entidad dirigida por Domingo Díaz, que decidía otorgar la confianza en el segundo de a bordo, Nauzet Alvarado, que se estrenaba en la LF2 con derrota ante el potente Real Canoe (71-59), en un partido sin historia y que se decantaba del lado madrileño gracias a la gran actuación de Macarena Roldán, Gracia Alonso y Lucía Rodríguez.

El SPAR Gran Canaria se recomponía con una victoria trabajada ante el 4º clasificado, el CB Almería, con una ostensible mejoría de la defensa que cogía por sorpresa a las andaluzas en su propia casa, en la primera victoria del técnico grancanario en la categoría y en la que Sparkle Taylor sumaba su 2º MVP de la temporada.

Sin embargo la mejoría de las canarias no obtenía una continuidad en cuanto a los resultados, cayendo derrotadas ante Movistar Estudiantes (69-76), Ciudad de los Adelantados (91-70), en la primera victoria de las moradas ante las amarillas y Leganés (72-73), tres derrotas consecutivas que alejan las opciones de playoff en el venidero año 2019 y que pone el punto y final agridulce a un 2018 en el que el equipo ha ido de más a menos.

Mucho trabajo por delante e ilusiones renovadas para el 2019 que arrancará el próximo 13 de enero en el Pabellón Municipal de la Malvarrosa en Valencia ante el Picken Claret, una buena piedra de toque para poder convertirse en punto de inflexión para la recuperación de un equipo que nunca se rinde y que desea colocar la primera piedra en el camino de regreso a la Liga Día.

Imagen de portada de José de Haro